Portada » Técnicas » Qué es el rockfishing y cómo practicarlo

Qué es el rockfishing y cómo practicarlo

En este artículo voy a contar qué es el rockfishing, cómo se practica y dónde se practica. Por consiguiente, voy a explicar qué equipos y señuelos utilizar para maximizar nuestras posibilidades de tener éxito, y por supuesto, disfrutar al máximo. Si después de este artículo no entiendes por qué me flipa el rockfishing, ¡me retiro!

El rockfishing, o spinning ultraligero, es el nombre que se le da a la pesca con señuelos artificiales de muy pocos gramos. Por ello, el objetivo del rockfishing es capturar peces de pequeño tamaño con equipos muy ligeros, de forma que se disfrute al máximo cada captura.

El rockfishing es una modalidad de pesca mucho más dinámica que el spinning con señuelos más pesados. Al haber más peces a los que engañar con nuestros señuelos, tenemos como resultado una técnica de pesca mucho más divertida.

Los equipos para pescar a rockfishing

Para pescar a rockfishing se utilizan equipos muy ligeros. Como consecuencia de ello, se va a disfrutar al máximo cada una de las capturas, por pequeña que sea. Normalmente se utilizan cañas de tramos con un casting weight de 0 a 7 gramos, cuando se trata de punta tubular. Para las cañas de punta solida, menos frecuentes, se suelen utilizar de 0 a 5 gramos. Todas estas cañas suelen estar fabricadas de carbono de diferentes tipos.

Estas cañas se emparejan con carretes de tamaño 1000 (tamaño según Shimano). Estos carretes se llenan con un trenzado fino, por ejemplo un PE 0.6 (aproximadamente 0.06 mm, variando un poco según la marca). Como resultado tenemos un equipo muy ligero y equilibrado, que nos permitirá pescar durante muchas horas con un desgaste físico mínimo.

Existe la posibilidad de que nuestro trenzado se rompa con el roce de las rocas o de los peces. Para minimizar esta posibilidad, se suele poner un bajo de línea de fluorocarbono, fluorine o nylon, ya que son materiales que resisten mejor la abrasión. Si optamos por fluorocarbono o fluorine, también ganamos en invisibilidad, ya que estos materiales se ven mucho menos debajo del agua.

Otra ventaja del rockfishing es que no vamos a necesitar un equipo caro para disfrutar de esta modalidad. Mientras cumplamos los parámetros anteriormente descritos, es una modalidad mucho menos exigente con los materiales que otras modalidades dentro del spinning.

Resumen: parámetros de un equipo de rockfishing

CañaCW de 0 a 7 gramos
CarreteTamaño 1000 (según Shimano)
TrenzadoAlrededor de PE 0.6 (0.06mm)
Bajo de líneaFluorocarbono, fluorine o nylon, aprox. 0.20mm
SeñuelosDe todos los tipos, entre 0 y 7 gramos

Señuelos para pescar a rockfishing

Como en toda modalidad de pesca con señuelos, estarán siempre adaptados al peso que nuestra caña pueda trabajar correctamente. Por lo tanto, los señuelos para el rockfishing serán muy ligeros y de pequeño tamaño.

Tradicionalmente, en la pesca ultraligera, se han empleado los vinilos con cabezas plomadas, siendo éstos las auténticas estrellas. Ocurre así porque los vinilos son más baratos, y mientras estamos aprendiendo a pescar a rockfishing, es frecuente enrocar y perder los señuelos. Conforme vayas mejorando tu técnica, podrás incorporar a tu caja más señuelos duros (y más caros) con seguridad y tranquilidad, con lo que podrás ir descubriendo nuevas posibilidades.

Personalmente me gusta probar todo tipo de señuelos, y superarme con cada uno de ellos. Me resulta fascinante ponerlos a prueba en los spots en los que sé que hay peces (y en los que no, también), para aprender cómo se comportan y cuanto rendimiento se les puede sacar. Como resultado, estoy disfrutando muchísimo con pequeños paseantes hundidos y microjigs. Se podría decir que son mis señuelos favoritos.

¿Qué especies podemos capturar?

Aunque es muy frecuente pescar peces de roca rascando el fondo, variando la técnica se puede encontrar casi cualquier especie. ¡Esto resulta emocionante! Lubinas, pequeños palometones, palometas blancas, espáridos, y cualquier pez susceptible de atacar a un señuelo artificial. ¡Algunos son increíbles!

Al utilizar equipos tan ligeros, las luchas con estos peces serán intensas y con muchas sensaciones, algo que al fin y al cabo es lo que buscamos todosa los pescadores de caña.

Debido al pequeño tamaño y la escasa calidad culinaria de muchas de las especies que se consiguen con esta modalidad, no merece la pena llevarse estos peces a casa. Es por eso por lo que quiero pedirte que si te decides a probar o practicar el rockfishing, practiques también el captura y suelta, para que podamos disfrutar de esta afición durante mucho tiempo.

En muchas ocasiones clavarás peces más grandes de lo que tu equipo puede soportar. Lo primero es no ponerse nervioso, y lo segundo es ajustar la bobina para que vaya sacando hilo con cierta resistencia. Seguidamente, iremos cerrando el freno poco a poco hasta llegar a la máxima resistencia posible sin que se rompa el hilo o el bajo. El objetivo es que el pez se canse finalmente y podamos acercarlo a la orilla poco a poco. Es importante conocer los límites del equipo y no forzar demasiado, ya que es fácil que alguna de sus partes falle, ocasionando más pérdidas de las debidas.

En qué spots pescar

Como habrás podido imaginar, teniendo en cuenta el gran abanico de especies que se pueden capturar, la zona de pesca adecuada para pescar a rockfishing puede ser cualquiera.

Algunas sugerencias de spots donde investigar y probar:

  • Diques y escolleras de puertos
  • Playas con fondos arenosos o mixtos
  • Playas con fondos rocosos
  • Roquedos y pequeños acantilados
  • Canales de agua salda o dulce

Muchos piensan que la modalidad se le llama rockfishing porque sólo se practica en zonas de roca, y aunque es bastante habitual este tipo de spot, no siempre es así. ¡No te pongas límites! Explorar es una parte esencial de la pesca con señuelos.

Conclusión

Con esta modalidad resulta muy divertido moverse por distintas zonas para ir probando e investigando. Será frecuente conseguir buenos resultados en zonas donde a priori se podría pensar que no hay nada.

Además, tenemos a nuestra disposición numerosos tipos de señuelos, cada cual más interesante que el anterior. Estos señuelos nos permitirán conseguir especies conocidas, otras menos conocidas, y algunas tan inesperadas que ni siquiera te esperabas que pudieran capturarse con señuelos artificiales.

Finalmente, se puede decir que el rockfishing es una modalidad muy entretenida, divertida, y apasionante. Estoy seguro de que es la técnica que más me ha hecho aprender sobre la pesca. Dinamismo, diversión y muchos resultados, no se le puede pedir más.

2 comentarios en «Qué es el rockfishing y cómo practicarlo»

Deja un comentario