El rockfishing, también conocido como spinning ultraligero, es una modalidad de pesca muy ligera con señuelos artificiales.

Está enfocado en la captura de especies de pequeño y mediano tamaño. Para disfrutar de estas capturas, se utilizan equipos muy ligeros, de forma que la batalla sea digna y divertida.

Equipos para el rockfishing

Para el rockfishing necesitarás una caña de alrededor de 2 metros de longitud, de entre 0 y 10 gramos de acción.

Este tipo de caña se ha de acompañar de un carrete de tamaño 1000, lleno de trenzado de entre 2 y 6 libras aproximadamente.

Para evitar el roce del trenzado con las rocas, y evitar que los peces lo vean, se puede montar un bajo de fluorocarbono de 0.20mm aproximadamente.

Estas medidas son orientativas, y se pueden adaptar a los gustos del pescador y a las circunstancias de la pesca.

Señuelos para rockfishing

Aunque cada vez es más frecuente encontrar señuelos duros para esta modalidad, lo típico es utilizar vinilos montados sobre pequeñas cabezas plomadas, de entre 0 y 7 gramos de peso.

Esto ocurre así porque los vinilos son más baratos, y es frecuente enrocar y perder los señuelos. Conforme vayas mejorando tu técnica, podrás utilizar señuelos duros (y más caros) con tranquilidad, e ir descubriendo nuevas posibilidades.

Personalmente me gusta llevar señuelos de todos los tipos para ir probando. Me gustan especialmente los micro-jigs, que me permiten realizar largos lances con muy poco peso, y trabajar varias capas de agua. ¡Divertidísimos sin duda!

¿Qué especies podemos capturar?

Aunque es muy frecuente pescar peces de roca rascando el fondo, variando la técnica se puede encontrar casi cualquier especie. ¡Esto resulta emocionante! Lubinas, pequeños palometones, palometas blancas, espáridos, y cualquier pez susceptible de atacar a un señuelo artificial.

Se puede practicar en playas, roquedos, zonas portuarias, salidas de agua, y cualquier otro lugar que se te ocurra.

Prácticamente todos los señuelos y técnicas funcionan en el rockfishing, solo tienes que probar, dejar tu imaginación volar. ¡Las posibilidades son infinitas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *