Portada » Materiales » Mi nuevo equipo de rockfishing

Mi nuevo equipo de rockfishing

¿Te imaginas que las cañas y los carretes tuvieran un cronómetro para saber cuántas horas han estado en acción de pesca? Personalmente, no soy capaz de hacerme una idea de cuánto tiempo ha estado mi equipo de rockfishing anterior junto a mi, ni cuántos kilómetros ha hecho en mis manos. Es incalculable, al igual que también es incontable la diversión que me ha dado en forma de capturas de especies muy diferentes.

Aunque ese equipo sigue en plena forma gracias al estricto mantenimiento que le hago a todo mi material, me apetecía tener uno que me brinde más prestaciones. Y ha llegado ese momento.

Mi nueva caña de rockfishing: Major Craft Triple Cross TCX-T732L Mebaru

Cuando empecé en el rockfishing hace algunos años, elegí una caña Major Craft Solpara SP-T762L, bien aconsejado por Sam Bosch. Era una caña perfecta para empezar en el spinning ultraligero: tubular y bastante polivalente. Con ella he movido muy bien todo tipo de vinilos entre 0 y 7 gramos, y aunque con un poquito más de dificultad, también los señuelos duros. Era una caña de acción regular, bastante más que el modelo actual, y que con el paso del tiempo y el uso se ha blandeado un poco más.

En todo este tiempo también he ido mejorando la técnica, y dado cada vez más uso a los señuelos duros, como el Bassday SPM 55 o el Bassday Sugapen 50F. Este tipo de señuelos requieren de más reactividad por parte de la caña y del pescador para darles un buen movimiento. Al final, entre una cosa y otra, he decidido cambiar de caña de rockfishing para evolucionar un poco más y seguir disfrutando a tope.

Especificaciones de la caña Major Craft TripleCross TCX-T732L, perfecta para un equipo de rockfishing
Especificaciones de la caña Major Craft TripleCross TCX-T732L

Aunque he estado barajando diferentes marcas, modelos y gamas de cañas, al final no me he quedado con la más cara, y me he ido a por la que ya conocía. La seleccionada ha sido la caña Major Craft Triple Cross TCX-T732L Mebaru. Esta caña también tiene un casting weight de 0 hasta 7 gramos, unos centímetros más corta que la anterior (2,17 metros en total), y mucho más rápida (acción fast). Está montada con anillas de anillo S-SIC y bastidor de tipo K inoxidable. El portacarretes también es Fuji, y la estética también me gusta mucho. Ya tengo una Triple Cross de hard rock que utilizo para spinning ligero, y mi buena experiencia con ella también ha ayudado a que le de una oportunidad extra a este modelo.

Con esta caña, de tipo tubular, podré seguir moviendo los vinilos y jigheads sin problema, y al mismo tiempo, mejoraré el movimiento de los señuelos duros. Esta caña ya la había probado anteriormente, y me gustó muchísimo. A pesar de ser más corta que la Solpara, su blank, más rápido y potente hace que el lance sea aún mejor. Es una caña preciosa, y estoy deseoso de hacer las primeras capturas con ella. 🙂 ¡Ojalá me dure tantos años como la otra!

Nuevo carrete: Shimano Stradic FL 1000 HG

Mi antiguo carrete Shimano Nexave FC 1000 sigue funcionando, aunque después de tantos años, alguna vez hay que acompañar el pickup al cerrarlo. También me ha pasado que se me ha cerrado lanzando, y además las holguras empiezan a ser notables. A pesar de eso, he seguido dándole mucho uso, adaptándome a esos inconvenientes que siempre acaban apareciendo en los carretes de gama baja. Desde luego que no se le puede pedir más a un carrete de gama baja.

Mi nuevo carrete Shimano Stradic FL 1000 HG
Mi nuevo carrete para rockfishing: Shimano Stradic FL 1000 HG

Para disfrutar de la nueva caña, he adquirido el carrete Shimano Stradic FL 1000 HG. Es un carrete que incluye muchas de las últimas tecnologías de Shimano, y de una gama superior al que he usado hasta ahora. Me gusta mucho el click que hace al final del recorrido de apertura del pickup. Es algo que parece una tontería pero que para mí ha marcado un antes y un después desde que tengo el Shimano Sustain de spinning ligero. Te da la sensación de seguridad de que no se va a cerrar durante el lance.

Nuevo reelstand Gomexus para carretes Daiwa y Shimano, soporte de carrete para apoyarlo y que no toque el suelo
Reelstand Gomexus

Este carrete tiene 6+1 rodamientos, recoge 75 cm por vuelta, pesa 185 gramos, frena hasta 3kg y funciona con una suavidad extrema. Creo que, al igual que la caña, lo voy a disfrutar muchísimo.

El equipo de rockfishing al final sufre bastante al dejarlo en las rocas mientras hago las fotos a los peces y demás, y el carrete puede sufrir arañazos por el uso. Al final solo es estética, siempre y cuando no se te ralle el labio de la bobina: ahí puede haber problemas. Para intentar minimizar esto, suelo añadir reelstands en sustitución del tapón contrario de la manivela, para evitar que el carrete toque el suelo en la mayoría de superficies. Para este carrete, he pedido un reelstand de Gomexus, en color smoke, que creo que le va a quedar genial, y que puedes ver en la imagen.

Como trenzado inicial para este carrete he elegido inicialmente el Daiwa J-Braid x8 Grand PE 0.6 (0,06mm), el cual tiene una pinta brutal al tacto al estar elaborado con fibras Izanas. Como ya dije en el artículo sobre trenzados para rockfishing, estaba deseando probarlo para confirmar sus buenas críticas. ¡Lo veremos en acción de pesca!

Al final, me ha quedado un equipo de rockfishing ligero y balancedo, comodísimo de utilizar.

Y el anterior equipo de rockfishing, ¿qué?

Al anterior equipo le tengo muchísimo cariño, y sigue en un estado fenomenal después de tantos años. Si que tiene los pequeños peros normales que ya he comentado, pero no es más que el producto de haber sido muy utilizado. No me voy a desprender de él. Teniéndolo, podré aprovechar para prestárselo a Inma, o a algún amigo que le apetezca acompañarme en alguna de mis jornadas de pesca. También servirá como equipo de repuesto en caso de problemas o mantenimientos del nuevo equipo, ¡que nunca se sabe!

A partir de esta noche ya se puede volver a pescar después del largo confinamiento. Por temas de trabajo no sé cuándo podré hacer la primera salida, pero espero que sea pronto. El primer objetivo será probar este nuevo equipo, obtener las primeras capturas (esto no es imprescindibile), y así poder contar aquí las sensaciones que me transmite en acción de pesca. Si veo que es útil, también haré alguna review más profunda sobre la caña y el carrete. De momento promete.

Deja un comentario