El mejor señuelo para pescar a spinning

Hoy vengo a hablar del mejor señuelo para la pesca a spinning que se ha fabricado nunca. Pesca en todas las circunstancias, siempre que haya peces, claro. Tanto si eres novato, como experto, necesitarás este señuelo. Te lo cuento todo sobre él.

Vaya, finalmente has pulsado en el botón Leer más. Lo siento, de veras. Lo siento, una vez más, porque tengo que decirte que el mejor señuelo para pescar a spinning no existe.

Ahora que ya lo sabes, si quieres, puedes dejar de leer aquí. Por otra parte, si sigues, es porque al menos te pica la curiosidad de por qué diantres estoy escribiendo este artículo a priori tan absurdo.

¿Por qué este artículo?

Hace unos días, en el canal de Telegram sobre spinning y rockfishing que creamos hace algunos meses, un compañero compartió un señuelo que se ha hecho muy famoso gracias a un artículo de una web en el que se le catalogaba como el mejor señuelo. Muchos lo han comprado, animados por el título tan rotundo, y por el bajísimo precio que tiene: 2 euros.

Como me gusta aprender y saber, he preguntado a este compañero que por qué había comprado ese señuelo. Esperaba algo como «porque pesca más que otros», pero no ha sido la respuesta. Su respuesta ha sido «porque el autor es muy buen pescador, y ese señuelo es muy barato, si no funciona no pasa nada». Totalmente legítimo.

Otros compañeros del grupo ya lo han probado y comentaron que aún no han sacado nada con él, algo que no es determinante en el spinning. Lo que si es más preocupante es que a algunos señuelos de este modelo hayan tenido que echarle cianocrilato desde el inicio porque hace aguas por las juntas. Es barato, pero creo que es posible encontrar alguno mejor.

El comentario que he citado me recordó que cuando yo empecé en el spinning me pasaba lo mismo: si veía que a alguien le funcionaba un señuelo (o simplemente lo decía), tenía la necesidad imperiosa de comprarlo, probarlo, y obtener resultados pronto. Si eso no ocurría, ya fuese porque el señuelo estaba agotado, o porque directamente no me funcionaba, llegaba la frustración. Nadie me advirtió que en la pesca con señuelos artificiales esto funcionaba así.

La realidad sobre «el mejor señuelo para pescar»

Amigos novatos que podáis leer este artículo: en el spinning no todo funciona a todo el mundo. Cada señuelo es diferente y está desarrollado para unas circunstancias concretas. No hay un señuelo al que se le pueda llamar «el mejor señuelo», o al menos no está demostrado. No se sacan los suficientes peces como para confirmar que un señuelo es el mejor. Incluso, dependiendo de la calidad del señuelo, es posible que dos señuelos hipotéticamente iguales no tengan los mismos acabados. Lo que en las condiciones de hoy funciona, es posible que mañana no. Decir que un señuelo es el mejor, es tan subjetivo como decir que un señuelo es el más bonito.

Cuando alguien te dice, «este es el mejor señuelo que puedes comprar», pueden estar pasando dos cosas: que haya un interés comercial (algo que no es malo, aunque se demonice a menudo), o bien que a esa persona le haya ido tan bien que esté encantado de enseñártelo. Pues ni siquiera en esta última opción es el mejor señuelo.

El marketing

Corren tiempos en los que ha explotado la primavera de la pesca con señuelos artificiales. Cada vez más gente abandona la pesca con cebos naturales para pasarse a la pesca con señuelos artificiales. Gracias a internet, hay mucha más información y más materiales, por lo que la transición es más fácil.

En todo este maremagnum de información, encontramos vídeos perfectamente montados, que muestran toda la emoción de esta pesca a golpe de click. Todas las horas y trabajo que hay detrás de estas capturas, se pueden consumir en apenas un suspiro, desde la comodidad del salón de casa. Es el mismo efecto que consigue el fútbol con un niño que ve a su ídolo marcar un gol: «yo quiero hacer lo mismo». Y el primer paso es imitar los materiales.

Obviamente, quién se dedica a ganarse la vida vendiendo productos de pesca, aprovecha esto para potenciar sus marcas. Si se hace con la ropa y con la tecnología, ¿por qué no se iba a hacer con las marcas de pesca? No tiene nada de malo, pero puede llevarnos, por error, a comprar lo que no necesitamos o lo que no nos va a funcionar.

En mi humilde opinión, creo que el objetivo tiene que ser aprender qué nos hace falta para conseguir capturas en unas condiciones determinadas. En definitiva minimizar gastos inútiles, y evolucionar a partir de ahí, y poder invertir en esa evolución. Esa capacidad de saber qué señuelos o materiales necesitas es algo que se consigue con el tiempo. La única forma de adquirir esa capacidad es a través de la experiencia.

«Pero tú hablas del mejor señuelo en otros artículos»

Por fin llego al final del artículo, y que yo afirme que «el mejor señuelo para pescar a spinning no existe», me obliga a dar alguna explicación más.

En este blog tengo un artículo que se titula «El mejor señuelo para la pesca de la Lubina». Lo escribí porque realmente creía que se trataba del mejor señuelo para pescar lubinas, pero es una opinión totalmente subjetiva que no está basada en nada más que en mi experiencia. La realidad es que se trata del mejor según mi forma de pescar, en los spots que frecuento, en las condiciones que a mi me gustan, y basándome en el bajo porcentaje de paseantes de superficie que he usado de todos los que hay en el mercado. Ni siempre funciona, ni a todos les gusta, ni es el único señuelo en la tierra que puede puede pescar lubinas.

Sal a pescar y machaca todos los señuelos que tengas. Aprende sobre todos ellos sin volverte loco, y saca tus propias conclusiones. Al final conseguirás no dejarte llevar por todo lo que te contemos los locos de la pesca, y los resultados llegarán igualmente. El camino no es fácil, pero es muy interesante.

Comparte este artículo

Deja un comentario