Portada » Señuelos » Evitar el óxido en los señuelos de pescar

Evitar el óxido en los señuelos de pescar

Una de las conversaciones recurrentes entre los pescadores a spinning en agua salada, trata sobre cómo evitar el óxido en los señuelos. Esto algo que nos lleva de cabeza, porque suele costar un buen puñado de euros cada año.

Aunque este es un problema que no se evitar completamente, sí que se pueden hacer ciertas cosas para que el proceso de oxidación sea más lento, y que por lo tanto se pueda alargar la vida útil de los triples y anzuelos.

Te cuento lo que yo hago.

Quitar la sal para evitar el óxido en lo señuelos

Vaya, creo que nadie se lo habría imaginado. 😅

Pues efectivamente, para evitar el óxido en los señuelos, el método más efectivo es endulzarlos después de cada jornada, con agua corriente del grifo. Es la mejor forma de alargar la vida a los triples y anzuelos.

Esto que parece tan fácil de escribir y de leer, se convierte en una tarea de las duras cuando uno acaba de llegar de una larga jornada de pesca. Y si no se ha tocado escama, ya no te digo nada…

Para evitar perder mucho tiempo, el proceso que hago es el siguiente:

  1. Llenar un cubo con agua corriente del grifo.
  2. Meter los señuelos en el agua. Se pueden dejar a remojo toda la noche, aunque basta con un rato (media hora).
  3. Enjuagar cada señuelo dentro del agua para que se desprenda la sal. Después, se pueden volver a aclarar fuera del cubo si te obsesiona el asunto.
  4. Sacar los señuelos del agua. Secarlos bien, o dejarlos sobre un trapo absorbente hasta que queden bien secos.
  5. Endulzar la caja donde traíamos los señuelos mojados
  6. Guardar los señuelos en una caja seca, ¡y listos!

Como se puede ver, es un proceso sencillo y lógico, y bastante rápido de ejecutar. A parte de eliminar toda la posible sal del mar, conviene resaltar la importancia de que todo quede bien seco. Esto es porque la humedad también favorece la aparición del óxido y del verdín.

Y ya estaría. 😎

Guarda a parte los señuelos usados

Cuando estoy pescando, cada señuelo que uso durante la jornada, lo guardo en una caja a parte. Esto lo hago porque me parece importante mantener separados los señuelos usados, los cuales estarán húmedos y llenos de sal, de los que están limpios y secos.

El razonamiento es sencillo: si guardo un señuelo mojado junto a los que no, todos se van a humedecer. En este caso, habría que lavarlos todos después de la jornada. ¿Nunca te ha pasado que se te han oxidado señuelos que nunca has usado o que has usado muy poco? Ahí tienes una posible respuesta.

Seguramente estarás pensando qué es un engorro tener que estar trabajando con dos cajas al mismo tiempo. Pues sí, no es una gran ventaja a la hora de pescar, pero el tiempo que se pierde ahí, lo gano al llegar a casa, teniendo que enjuagar únicamente los señuelos usados.

Evidentemente, todo este jaleo me lo ahorro si solo me llevo los señuelos que voy a usar en esa jornada. Si se da ese caso no hago distinción, y todos van a su baño reglamentario de agua dulce. ¡Y andando! 😜

Cambiar triples y anzuelos

Como decía, evitar el óxido en los señuelos es prácticamente imposible. Los consejos que he dado en este artículo funcionan para aquellos pescadores que utilizan sus señuelos menos de un par de veces por semana.

Si eres un pescador que usa sus señuelos a diario, te diría que no merece la pena hacer todo esto. Primero por la pérdida de tiempo que te va a suponer. Y segundo, porque cuando se utiliza un señuelo continuamente, no sirve de nada endulzarlo, ya que volverá al agua salada a las primeras de cambio y se oxidará normalmente.

Éste es un caso claro en el que el remedio es peor que la enfermdedad. Si es así, mejor cambiar los triples y anzuelos cuando sea necesario. Como decía mi abuela, más se perdió en la guerra.

2 comentarios en «Evitar el óxido en los señuelos de pescar»

  1. En mis salidas a spinning, siempre llevo un bote para ir metiendo aparte los señuelos que voy utilizando, cuando termino la jornada de pesca, lleno 3/4 partes de agua y agito el bote. Quedan todos los señuelos limpios de agua salada, luego los cuelgo y a secar.
    Es la única manera de que no se oxiden.
    Saludos.

    Responder

Deja un comentario