Portada » Materiales » Mi equipo de spinning medio-pesado

Mi equipo de spinning medio-pesado

Últimamente estoy dándole bastante al spinning medio, o casi pesado. Siempre he tenido un equipo para esta técnica, pero nunca antes le había dedicado tantas jornadas como ahora. Mi antigua caña Shimano Catana 20-50 y mi viejo carrete Shimano Exage 4000 ya no daban más de sí, y empezaban a tener muchos problemas de anillas, engranajes y bobinado. Vamos, que he tenido que montarme un nuevo equipo de spinning medio. Lo que viene siendo un problemón para los que nos gusta la pesca, ¿verdad? 🤣

Tras unos meses usando el nuevo equipo que voy a enseñar a continuación, puedo decir que estoy contentísimo, y que se ha portado bastante bien. Vamos a ello.

Caña Shimano Blue Romance AX Powergame 20-60 2,70m

El mango de la caña Shimano Blue Romance AX Powergame es bastante cómodo. Su porta carretes, Ci4+ de Shimano, es muy ligero.
El mango de la caña Shimano Blue Romance AX Powergame es bastante cómodo. Su porta carretes, Ci4+ de Shimano, es muy ligero.

Para mí lo ideal hubiese sido configurar dos equipos: uno de spinning medio con una caña de 12-42 gramos, y otro de spinning pesado con una caña de 40-80. Sin embargo, al no practicar estas modalidades de forma tan frecuente como el spinning ligero, me pareció excesivo invertir en dos equipos. Entonces decidí buscar algo intermedio, aunque perdiese prestaciones, y así poder abarcar unos rangos de señuelos parecidos. Y en el futuro ya veremos.

Después de mirar algunas cañas, me gustó mucho la Shimano Blue Romance AX Powergame 20-60 (BRAXPG902060), en 2,70m y tan solo 185 gramos de peso, y la compré. Es una caña diseñada para utilizar señuelos pesados y pelear grandes depredadores. Cuando la tienes en las manos transmite potencia, rapidez y rigidez. Su hermana en 40-80 gramos también es muy interesante.

La mayor parte del blank es desnudo, sin resina epoxi ni pinturas. El objetivo es transmitir muy bien las vibraciones a lo largo de la caña. Me ha sorprendido que a pesar de ser tan potente, soy capaz de detectar en el mango hasta las picadas de los jureles a la caída del jig.

La caña viene montada con anillas Fuji Alconite, de tipo K con doble pata. Al tener dos apoyos en el blank, son aptas para técnicas exigentes como el shore jigging, y para pelear depredadores contundentes como anjovas, serviolas o bonitos de buen tamaño. Portacarretes Ci4+ de Shimano, y mango en EVA, muy cómodo de manejar.

Con esta caña estoy utilizando minnows, stickbaits, poppers, pencil poppers, vinilos, y muchos jigs. Señuelos de todo tipo, que van desde los 19 gramos hasta los 52 gramos. Aunque los jigs de 60 gramos también los lanza, la caña se carga bastante, demasiado para mi gusto, por lo que no le imprimo la máxima fuerza cuando los uso.

En resumen, una caña de spinning medio-pesado fantástica y muy polivalente. ¡Justo lo que necesitaba!

Carrete para el equipo de spinning medio-pesado: Daiwa BG 4000

Mi nuevo carrete Daiwa BG 4000, un viejo conocido del spinning, pero que me viene perfecto para mi actual equipo de spinning medio-pesado
Mi nuevo carrete Daiwa BG 4000, un viejo conocido del spinning, pero que me viene perfecto para mi actual equipo de spinning medio-pesado

Para montar mi equipo de spinning medio-pesado tenía en mente un carrete saltwater como el Shimano Stradic SW 2020 en tamaño 5000, pero aún no había llegado al mercado europeo, y la verdad que no me apetecía esperar. Lo que había de Shimano no me convencía, y de Daiwa prefería algo sin Magsealed, para poder meterle mano al carrete sin miedo. Después de dar unas cuantas vueltas por mis fuentes de referencia, finalmente opté por un viejo conocido: el carrete Daiwa BG 4000.

El Daiwa BG lleva en el mercado algunos años, y está consagrado como uno de los carretes de gama media más fiables y destacados en su rango de precios. Su peso es notable, 400 gramos. Puede parecer mucho, pero queda muy bien equilibrado con las cañas de spinning medio-pesado de 9 pies. En la pesca con equipos potentes, ligero no siempre significa cómodo, por lo que muchas hay que huir de los Daiwa «LT», Shimano «Ci4+», y otros carretes de peso contenido.

Al no llevar MagSealed, rodamiento en el guiahilos, ni otras tecnologías novedosas de Daiwa, el precio es bastante asequible. Esas faltas, por otra aparte, hacen que sea un carrete no tan suave como otros a los que estoy acostumbrado, aunque es más que suficiente para el uso que le voy a dar. Para suavizarlo un poco, lo que he hecho es engrasarlo bien, tal y como muestra TackleAdvisors en uno de sus vídeos sobre el mantenimiento de este carrete, y la verdad es que se nota.

Le cabe muchísimo hilo, hasta el punto de que he tenido que comprar trenzado del malo para rellenarlo. No habría sido ninguna tontería elegir un 3500 (mismo tamaño, pero menos capacidad en el caso de este carrete). Como trenzado he elegido un Daiwa J-Braid x8 Grand, en grosor PE 1.5. De todas formas, cuando lleguen los bichos malos, subiré a un PE 2, para no correr riesgos.

De momento no puedo estar más contento con este equipo. En próximos artículos contaré más sensaciones, enseñaré algunos señuelos, y si hay suerte, alguna buena captura. Seguiremos informando. 😉

Comparte este artículo:

Deja un comentario

🎣 ¡Suscríbete a Rockfishing.es! 🎣

Si te gusta el contenido del blog, suscríbete gratuitamente con tu dirección de correo electrónico, y te enviaré los nuevos artículos que publique. Tu dirección no será utilizada para ningún otro fin. 😊