Portada » Materiales » Cómo elegir una caña de spinning

Cómo elegir una caña de spinning

A raíz de los artículos que he ido publicando sobre mis equipos para pescar, me suelen contactar algunas personas pidiéndome consejo para elegir una caña de spinning. Yo estoy encantado de ayudar, al fin y al cabo para eso escribo este blog, pero creo que un artículo como este puede llegar a más gente y ser más útil.

Antes de empezar, ten presente que las opiniones que voy a contar son desde un punto de vista subjetivo, basado en mis gustos y en mi experiencia. Mis preferencias no tienen por qué ser las tuyas, por lo que antes de elegir una caña, infórmate, investiga, y si puedes, pruébala antes de tomar una decisión final, sobre todo si no tienes mucha experiencia. 😉

Peso del señuelo ó casting weight

El peso del señuelo, o casting weight, es el parámetro más importante de una caña de pescar a spinning. Este valor determina el peso del señuelo que la caña puede lanzar sin romperse, según el fabricante.

Hay personas que cuando se acercan al spinning por primera vez, compran una caña sin pensar mucho para qué la van a usar, y después, preguntan por los señuelos que pueden lanzar con su nueva caña. Creo que este es el principal error de los principiantes de la pesca con señuelos, y es el principal factor del abandono de la modalidad antes de tiempo. El orden correcto para empezar en el spinning es investigar primero qué señuelos queremos utilizar para pescar en nuestras zonas, y después, elegir una caña de spinning cuyo casting weight se adapte a esos señuelos.

El casting weight, además, es el parámetro que va a poner apellido a nuestra forma de practicar spinning. Personalmente no me gusta mucho utilizar estas etiquetas, porque estos rangos son diferentes según a quién le preguntes, pero aún así, ahí van los míos:

Casting weightModalidad
De 0 a 7 gramosrockfishing ó spinning ultra-ligero
De 5 a 30 gramosspinning ligero
De 20 a 60 gramosspinning medio
A partir de 40 o 50 gramosspinning pesado
Modalidades dentro del spinning según el casting weight, según yo 😛

Longitud de la caña de spinning

La longitud de la caña es otra de las características clave. Una caña, cuanto más larga es, más capacidad de lance tiene. Al mismo tiempo, una caña larga nos permitirá salvar mejor los obstáculos, como las rocas o las olas, y es útil cuando se pesca desde zonas altas. Diría que para empezar, la medida más común es entre 2,40m y 2,70m.

Que la caña sea muy larga no siempre es positivo: será más pesada, menos manejable y nos cansará más a la hora de mover ciertos señuelos como los paseantes de superficie. Muchas veces, también necesitará un carrete más pesado para que el equipo esté correctamente equilibrado.

Personalmente creo que es más importante manejar bien los señuelos, ya que en eso se basará gran parte de nuestro éxito como pescadores. Además, la distancia de lance que se pierde al sacrificar un poco de longitud de la caña no es tan notable como muchos creen. Por todo ello, prefiero una caña corta, aunque eso sí, dentro de unos límites. Por poner un ejemplo, mi caña de spinning ligero actual mide 2,32m, y me siento comodísimo con ella.

Mi caña y carrete de spinning ligero.
Mi caña y carrete de spinning ligero. Major Craft TipleCross Hard Rock TCX-792M/S 2-25 y Shimano Sustain 2500 HGFI.

Potencia de la caña

La potencia de la caña determina la resistencia del blank, y nos indica la fuerza que hay que ejercer para flexionarlo. Esta característica también nos indica qué tipo de peces podremos luchar con la caña, sin correr el riesgo de que se nos rompa. Al igual que con la longitud, si nos pasamos de potencia, tendremos una caña más pesada y más incómoda; también disfrutaremos menos de las capturas de pequeño tamaño. Por todo esto, es importante seleccionar una potencia adecuada a la hora de elegir una caña de spinning.

Este parámetro viene determinado por dos letras en el modelo de la caña:

  • UL: Ultra Light, ó ultra ligero
  • L: Light, o ligero
  • ML: Medium-Light, o medio-ligero
  • M: Medium, o medio
  • MH: Medium-Hard, o dura
  • H: Hard, o dura
  • XH: Extra Hard, o muy dura

En algunas cañas podemos encontrar un tercer caracter, que nos indica cómo está construido el blank, sobre todo la parte final (puntera):

  • T: tubular, la puntera es hueca. La mayoría de las cañas son tubulares, y son las más polivalentes.
  • S: sólida, donde la puntera es maciza. Nos da un extra de sensibilidad, pero es menos polivalente.

Personalmente soy de los que mira más el casting weight que la potencia de la caña, ya que por desgracia, en mis zonas, no suelo tener problemas con peces que superen la potencia de la caña. Al final, es una característica que utilizo para diferenciar la potencia de las cañas dentro de un mismo modelo, y poco más.

Acción de la caña

La acción de la caña es la forma en la que el blank se flexiona al lanzar o al darle movimiento, y la capacidad de este en recuperar su forma inicial. Una caña, cuánto más rápida es, más trabaja su puntera y menos el resto de la caña.

Este dato, a veces, viene en las especificaciones de la caña, pero en otras ocasiones, tendremos que adivinarlo al probar la caña. El problema viene cuando no podemos probarla: en este caso, no nos queda más que buscar información en blogs, vídeos, o preguntarle a alguien que la haya probado. Con esta clasificación hay que tener cuidado, porque suele haber diferencias entre los fabricantes, e incluso entre cada modelo de un mismo fabricante:

  • Regular: acción regular, suele ser progresiva o parabólica
  • Regular/Fast: acción progresiva-rápida, trabaja la caña desde la parte media hasta la punta.
  • Fast: acción rápida o acción de punta, donde, como puedes intuir, trabaja la punta
  • Extra Fast: extra rápida, todo el blank es rígido y apenas flexiona, siendo la parte más sensible la punta.
Captura de pantalla de un vídeo, para ilustrar lo que es una caña de acción regular.
Captura de pantalla de un vídeo, para ilustrar lo que es una caña de acción regular. Se puede ver gracias a una anjova primaveral.
¡Quién estuviera ahí hoy!

Una caña rápida transmite mejor los movimientos al señuelo, ya que amortigua menos el movimiento; esto es beneficioso a la hora de utilizar señuelos muy técnicos, como los paseantes hundidos o de superficie, pero no tanto con señuelos como jigs o vinilos. Al mismo tiempo, trabajar las capturas con una caña rápida es más difícil, ya que si no tenemos especial cuidado, los golpes secos en las arremetidas y carreras del pez podrían hacer que se soltara de forma más fácil.

Personalmente me gustan las cañas bastante rápidas por el tipo de pesca que hago, aunque también tengo cañas regulares. Esto va en función de gustos, así que el tuyo tendrás que ir descubriéndolo poco a poco.

Otras características que tengo en cuenta

Para elegir una caña para pescar a spinning también tengo otras características en cuenta, que tienen menos importancia inicialmente, pero que quizás te convenga saber:

  • Anillas: siempre elijo anillas Fuji, de la mejor gama que pueda permitirme. Aunque mantengo mis equipos minuciosamente, también intento que el bastidor de las anillas sea de acero inoxidable, titanio, o de algún otro material resistente a la corrosión. Pero tampoco te pases al principio, ten en cuenta que un gran porcentaje del precio de una caña se va en las anillas.
  • Portacarretes: en las modalidades en las que necesito imprimir bastante fuerza para lanzar (spinning medio y pesado), me gusta que haya bastante distancia entre el portacarretes y el talón de la caña, para poder hacer bastante palanca con los brazos. En modalidades más ligeras, prefiero que haya menos distancia, para que la caña no me golpee en el cuerpo al hacer los movimientos. Esto también va en función de los gustos: hay cañas para todos.
  • Construcción del blank: aunque intento informarme sobre cómo están construidos los blanks, no le dedico demasiada atención a esto cuando voy a comprar una caña. Muchas veces son conceptos comerciales más que técnicos, y no aporta demasiado conocerlos. Aquí casi siempre se cumple la norma de más precio, más calidad.
  • Línea soportada: hasta la fecha, aún no me he encontrado una caña cuyo rango de PE soportado no abarque el grosor de trenzado que suelo utilizar, por lo que importancia cero. Suelo mirar este parámetro por curiosidad.
  • Precio: dentro de las marcas conocidas, y como ya he comentado alguna vez en el artículo, el precio es directamente proporcional a la calidad de los componentes y construcción de la caña. Si no tienes muy claro si estás eligiendo bien, no hagas un gran desembolso, ya que conforme vayas aprendiendo sabrás en qué material y características quieres invertir tu dinero, y probablemente sea diferente al inicial.

Y creo que esto es todo por ahora. Menudo tochazo de artículo. 😀 Al final, como puedes ver, son muchas cosas las que tenemos en cuenta para elegir una caña de spinning. Si no tienes demasiada experiencia, lo mejor es no volverse loco y empezar por lo básico: pensar qué señuelos se quieren usar y entonces elegir una caña cuyo casting weight se adapte correctamente.

Tendrás mucho tiempo y muchas cañas para probar y descubrir cuales son tus gustos. Al final sacarás tus propias conclusiones. 🙂

Deja un comentario